miércoles, 24 de noviembre de 2010

203. Jacarandás en la Plaza de Mayo



Hace un tiempo, conversábamos aquí con los lectores de España sobre la época en que florecen los jacarandás en la Argentina. Pues... ¡es ahora! La foto que les muestro fue tomada esta semana, la cuarta de noviembre, en la Plaza de Mayo.
Saludos a todos desde Buenos Aires.

13 comentarios:

Víctor dijo...

Hace tiempo, sí... Empezamos a ser viejos conocidos.

Un abrazo, Roberto.

Roberto dijo...

Así es Víctor, como tú dices.
Aprovecho para contarte que cuando era chico vivía en una casa que tenía un pequeño jardín que cuidaban mis abuelos. Y en ese jardín había muchas plantitas con flores. Tal vez esa fue la razón de que no me diera cuenta de que los árboles también tenían flores, cosa que empecé apreciar de grande. En la zona de Buenos Aires, árboles con flores muy llamativas diría que hay tres principales: El jacarandá, el ceibo y, más bien en las afueras de la ciudad, el ciruelo. En la calle en la que yo vivía los árboles eran "paraísos" (no sé si ese nombre se usa en España) y a sus flores, bastante poco llamativas, no les prestaba atención alguna.
El hecho curioso es que ahora vivo a solo quince de cuadras de aquella casa habiendo pasado una etapa en la que estuve a 35 kilómetros, en Ezeiza, como creo que una vez di alguna referencia aquí.
Un abrazo desde Buenos Aires.

Myriam dijo...

Me encanta que ahora estemos recordando viejos tiempos. Claro que me acuerdo de tu antigua entrada sobre el jacarandá (que aquí se acentúa en la penúltima "a").

Yo también quiero recordar viejos tiempos. A ver que se me ocurre.

Abrazos para los dos.

Víctor dijo...

Esta entrada y la anterior sobre las jacarandas, podrían cualificar para el proyecto de entradas significativas que propusiste un día, Roberto.

A tu pregunta.. debe ser el árbol que aquí se llama "Árbol de Paraíso". No es muy corriente.

Madrid es una ciudad con muchos árboles en las calles, de muchas especies distintas. Pero el 90% de ellos pertenece a sólo tres especies: robinias (o "falsa acacia"), plátanos, y castaños (el "castaño de Indias", no el que da las castañas comestibles). No son árboles que destaquen por sus flores (aunque las tienen, claro), sino por la sombra que dan. Deben haber sido elegidos para proteger a los habitantes de la ciudad del sol insoportable del verano.

Creo que esto de los árboles ya te lo comenté en su momento... bueno, si tú repites entrada, yo repito comentario :-)

RobertoV dijo...

R, es un tema que estuve observando y este año los Jacarandás no han florecido "simultáneamente".
Por mi viaje hasta la Universidad debo recorrer gran parte de la ciudad y he visto el retraso en la floración, los de Saavedra han sido muy remolones este año.

En cuanto a las flores del "Paraíso" es cierto, no son visualmente llamativas, pero tiene un aroma que es impresionante, lo recuerdo, sobretodo, en la etapa de la adolescencia, cuando nos quedábamos por las noches charlando en la calle.

Les cuento a los que no conocen Saavedra que los árboles más frecuentes que uno puede encontrarse en las calles son los paraísos, tilos, tipas y plátanos, aunque hay casas más sofisticadas que tienen moras (blacas) paltas (aguacates) y hasta viejos ciruelos.
Aunque en las gran cantidad de plazas que hay se encuentran numerosas especies más.

Sobre los plátanos hay que hacer un parágrafo aparte, es un árbol que me desagrada mucho, sus hojas parecen ser plásticas, pues al secarse y enterrarlas no se degradan con facilidad. y los frutos!! llenos de pelusa que destruyen cualquier garganta.

Un saludo y nos leemos.

Roberto dijo...

Coincido con vos sobre el tema de los plátanos. ¿Te fijaste que hay muchísimos a la vuelta del Itba?

Saludos.

Víctor dijo...

No sé si sabéis que existe un plátano "español" (el platanus hispanica), que al parecer es un híbrido del plátano oriental y del occidental (o americano), especies que se cruzaron aquí poco después del descubrimiento de América.

¿Qué tipo de plátano tenéis en Argentina?

A mi, el plátano que tenemos aquí es un árbol que me gusta. Me gusta su tronco liso, y la sombra que ofrece gracias a su gran tamaño y a sus grandes hojas (de hecho se conoce también como "plátano de sombra"). Aunque lo cierto es que su amarillo otoñal no es muy bonito, y que la gente alérgica a sus bolas de pelusa no lo pasa nada bien el primavera). Desconocía el problema de la difícil degradación de sus hojas.

Un abrazo

Roberto dijo...

Víctor, te puedo mostrar una foto del plátano que tenemos aquí que está dentro de un artículo que habla de las alergias.
La dirección es:

http://www.tgmdigital.com/
esp-verdes/
191-arboles-y-alergias

Saludos desde Buenos Aires.

angel lago villar dijo...

Pues yo, en este Sur de la España de las autonomías estoy rodeado de Naranjos, de miles de naranjos llenos de fruta.
¡¡Riquísima por cierto!!

Un abrazo amigos ( no me atrevo a decir "viejos amigos", porque soy el último que ha llegado)

RobertoV dijo...

Hola Ángel. Una pregunta con referencia a los naranjos ¿los frutos son comestibles?
Lo pregunto pues en las zonas de mi barrio donde hay naranjos, sus frutos son muy ácidos y no tienen otro uso que caer cuando la ley de la gravedad así lo establezca.

Víctor dijo...

Ya he visto la foto, Roberto. Es el mismo plátano que tenemos aquí, o muy parecido.

Aquí los plátanos se plantan en las calles más anchas (aparte de en los parques). En una calle de Madrid con una anchura semejante a la calle que sale en esa foto, encontrarías con toda probabilidad una hilera de robinias.

Los castaños son bastante menos numerosos que las dos especies anteriores; están principalmente en parques y en las calles más emblemáticas de la ciudad.

Y aparte, como te decía, se pueden encontrar otros muchos árboles, especialmente en los parques más que por las calles (álamos, pinos, abetos, tilos, gingkos, ciruelos, robles, tejos, etc..)

Pero jacarandas nunca he visto ninguna. Me parece extraño, porque en el sur de España sí que las hay... y si pueden crecer en Buenos Aires deben poder hacerlo también en Madrid, dado que el clima es parecido.

Un abrazo

angel lago villar dijo...

Hola RobertoV:

Pues depende, porque los hay que se pueden y otros que son amargos a más no poder.

Te cuento la anécdota del Parque donde todos los días voy una hora a correr.Cuando acabo cojo una naranja.El porcentaje hasta ahora es de 50% dulce, y 50% amarga :-D

RobertoV dijo...

Hola Angel, que arriesgado. Yo las he probado sólo tres veces en todos los casos incomibles!

Saludos.